Skip to content

Mi experiencia en Costa Rica

Translate this text | Traducir este texto | Traduire ce texte:

TEXTO Y FOTOS DE ANGELES MIGLIORE, ADMINISTRADOR FINANCIERO, WOMEN4BIODIVERSITY

En Septiembre de este año fuimos con mi compañera Shruti Ajit a Chomes en Costa Rica a visitar uno de los sitios pilotos con los que trabajamos en Women4Biodiversity (W4B).  

Llegamos un viernes y nos recibieron las integrantes de la cooperativa. Tuvimos una breve reunión introductoria donde ellas se presentaron y lo mismo nosotras. Pudimos conocer mejor a la líder del grupo Aracelly y a las participantes más activas de la cooperativa. Este encuentro con las mujeres y algunos pocos hombres que conforman la cooperativa, se realizó en la casa de los padres de Aracelly. Esta casa fue muy importante ya que allí pasaríamos nuestra estadía los días venideros.

La autora (delante) con su colega Shruti en los manglares

Al entrar a la casa los papás de Aracelly, Margarita y Luis, nos mostraron nuestros cuartos y nos recibieron con un ceviche delicioso preparado por el mismo Luis. En la recorrida de la casa apareció un niño muy curioso, Mateo, quién fue nuestro anfitrión el resto de los días y nos divirtió con sus travesuras. Mateo tiene una hermana llamada Vicky, con ella pasamos las tardes dibujando y aprendiendo un poco más sobre el mundo de los unicornios.

Al día siguiente, un poco más acomodadas a la calidez costarricense pero menos acostumbradas al calor de la costa del pacífico, fuimos a conocer el vivero que armó la cooperativa.

Para llegar allí caminamos por un sendero hecho por las mujeres del lugar. Luego de caminar unos metros llegamos a un vivero lleno de plantines germinados de diferentes especies de mangles, esperando a que crezcan para ser plantados. Aracelly nos dio un plantín a cada una y subimos a una lancha.

La lancha era conducida por Enrique, quien, junto con Aracelly y Sofía, nos mostraron las diferentes especies de mangles de la zona, las diferentes semillas que estos tenían y nos comentaron las diferentes técnicas de recolección y germinación de estas. Luego de un rato hicimos nuestra primera parada y nos metimos prácticamente dentro del manglar para entender mejor lo que ellos hacen como medio de vida, recolectar moluscos.

Semillas de diversas especies de manglares

Con Shruti seguimos algunas indicaciones que nos dio Enrique para encontrar algún molusco entre esa mezcla de arena y tierra y efectivamente encontramos algunas pianguas. Fue allí donde nos comentaron que cada familia se especializa en la recolección de algún molusco en particular, sean pianguas, choras, almejas o mejillones. También nos comentaron las dificultades que han afrontado los últimos años en cuanto a la reducción de cantidades de moluscos aptos para ser cosechados dado que la fábrica que se estableció cerca del pueblo daña biodiversidad del lugar.

Este dato importante ya que ellos no pueden cosechar moluscos de cualquier tamaño, sino que deben seguir ciertos parámetros de madurez del molusco para que valga la pena que sean extraídos, teniendo cuidado de no extinguirlos.

En nuestra segunda parada, agarramos nuestros plantines y los plantamos en el espacio que las cooperativa ha asignado para restauración.

En este viaje pudimos entender la importancia que tiene el manglar para ellos y sobre todo para las mujeres que se encuentran en una posición más vulnerable.

Los manglares son una reserva de biodiversidad que aloja diferentes especies de moluscos, estos moluscos alimentan a familias y no solo eso además los utilizan para comercializar.

Este tipo de trabajo, el de recolección de moluscos,  permite tener alguna flexibilidad laboral dado que pueden ir a recolectar moluscos después de sus tareas hogareñas o luego de sus otros trabajos y muchas de ellas también llevan a sus hijos a trabajar con ellas o solo a hacerles compañía. Dado que la recolección del molusco depende de las mareas, la flexibilidad que mencioné al comienzo es relativa.

Al ir con sus hijos o sus hijos al ver la tarea que ellas están realizando hay un intercambio intergeneracional de conocimiento y cultural respecto a la comunidad. En esta tarea se transmite historia, cultura y tradición.

Además el manglar es un espacio de contención, no solo porque se encuentran con sus pares y amigas, sino que hemos escuchado que muchas veces cuando tienen problemas en sus hogares para distraerse y alejarse de esa realidad, ellas se van a molusquear porque encuentran un espacio de relajo y meditación.

Las actividades de restauración de manglares, específicamente la semilla, es el primer paso para la existencia del recurso que ellas tanto necesitan, los moluscos.  

Semillas de diversas especies de manglares

En este contexto para mi la restauración significa unión de mujeres. Iniciar esta actividad las empodera ante su pueblo siendo estas quienes quieren algo mejor para él (reserva de biodiversidad) y sus habitantes (mejores condiciones laborales).

Si bien el objetivo final es la comercialización justa del molusco los pasos previos a esto,  desde plantar árboles cultivados en viveros, que estos árboles formen manglares frondosos capaces de alojar moluscos en estado de madurez, la organización de las mujeres para cosecharlos y el respecto por la naturaleza en tanto a lo que es restauración, conservación y cuidado del medio es un acto colectivo que representa pertenencia de grupo y valor cultural.

Estas mujeres luchan pasivamente con la fábrica vecina que arruina su espacio y la biodiversidad del ambiente, con los pueblos vecinos que vienen y roban sus productos y con el sistema, tratando de lograr que esta actividad sea reconocidas por el Estado no como una actividad pasajera sino una actividad inherente y representativa a los que ellas son, molusqueras.

La restauración es la fase inicial a todo este proceso de empoderamiento e independencia femenina. Es maravilloso ver como una semilla tiene la capacidad de unir personas, conducir deseos y aguardar con esperanzas un mundo mejor. Este proceso que comienza a traves de las restauración, plantando una semilla, no solo da actividad económica al pueblo sino que lo provee de significado de lucha, conciencia, y de ganas de siempre seguir para adelante.

Personalmente esta experiencia resignificó en mi las palabras restauración y grupo de mujeres, dos conceptos que parecían muy lejanos y abstractos. Dos conceptos que se toman por separado pero pertenecen a un mismo sistema.

Pude entender que restauración significa esfuerzo colectivo, aprendizaje, trabajo, familias, expectativas y generaciones futuras; y Grupo de mujeres significa comunidad, colectivo, organización, familia, salvaguarda, generaciones.

Me encantó ser partícipe de esta experiencia ya que yo también pude resignificar mi trabajo de escritorio diario, de ahora en más cada una de mis actividades también tendrá un sentido y un valor diferente.

Gracias a Shruti, Tina, W4B,  CoopeMolusChomes y Coopesolidar por dejarme ser partícipe de esta actividad.


SOBRE EL AUTOR

Ángeles lleva diez años trabajando en el sector privado, tanto en multinacionales como en pequeñas empresas. Su experiencia se centra en servicios financieros, análisis financiero y administración. Cuando estaba en la universidad tuvo una asignatura llamada Proyecto de Inversión Social. Esta asignatura le gustó mucho porque relacionaba datos duros (aspectos cuantitativos) con cuestiones sociales de actualidad (aspectos cualitativos). Entonces se dio cuenta de que quería centrar su carrera en este ámbito. En la actualidad, Ángeles cursa la Maestría en Evaluación de Proyectos de Inversión (social y privada) en el Centro de Estudios Macroeconómicos de la Universidad Argentina (UCEMA).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Join our mailing list!

Be the first to receive our latest news and updates
Open chat
1
To join our mailing list please visit; https://bit.ly/3fHmao6 and for any further inquiries please write to us at [email protected]